Una nueva Celda de Combustible de Membrana de Intercambio de Protones desarrollada por CEA y Symbio FCell

Una nueva Celda de Combustible de Membrana de Intercambio de Protones desarrollada por CEA y Symbio FCell

CEA-Liten en colaboración con Symbio FCELL, el especialista francés en sistemas de pilas de combustible de hidrógeno, desarrolló una nueva generación de placas bipolares, componente esencial para el funcionamiento del elemento de pila de combustible. Están destinados a aplicaciones en movilidad y transporte, en línea con las necesidades de industrialización de las pilas de combustible de hidrógeno. Esta nueva generación de placas bipolares sitúa a CEA-Liten y SymbioFCell entre las mejores en prestaciones de PEMFC (Proton Exchange Membrane Fuel Cell).Nueva tecnología PEMFC

Aprovechando los 15 años de experiencia de CEA-Liten en la investigación y el desarrollo de estas tecnologías de celdas de combustible de membrana de intercambio de protones (PEMFC), el programa de placas bipolares de nueva generación iniciado en 2010 alcanzó todos los objetivos: aumento del rendimiento intrínseco, reducción de casi la mitad del volumen de los sistemas completos de celdas de combustible, reducción de la cantidad de metales raros utilizados y simplificación del ensamblaje para la producción industrial en masa.

Esta nueva generación ofrece un rendimiento de 2,9 kW por litro, y está al nivel de las mejores tecnologías disponibles en el campo.

La función de las placas bipolares es el gas, el agua y la circulación colectora de corriente en las celdas de combustible de hidrógeno. El diseño de estas placas siempre ha sido un elemento crítico en el rendimiento de la pila de combustible, pero también del sistema completo. Junto con la optimización de los materiales de los electrodos, da como resultado una compacidad doble que mantiene el mismo rendimiento y reduce la cantidad de componentes en la celda de combustible. También se facilita el montaje, consiguiendo así una reducción de costes de más del 50% en la producción en serie.



Las mejoras obtenidas permiten desarrollar una pila de combustible de hidrógeno más eficiente, a escala industrial, integrada en todo tipo de vehículos a costes competitivos con los vehículos diésel actuales del mercado.