Sensor de posición del árbol de levas: malos síntomas, reemplazo y costos (2021)

Sensor de posición del árbol de levas: malos síntomas, reemplazo y costos (2021)

¿Qué es un sensor de posición del árbol de levas?

Un sensor de posición del árbol de levas es un componente del sistema de gestión del motor de un vehículo. Como su nombre lo indica, la función del sensor es monitorear la rotación posicional del árbol de levas en relación con el cigüeñal. Esto permite que la computadora a bordo sepa cuál de los cilindros está en su carrera de potencia en la secuencia de combustión.

Para que ocurra una combustión eficiente, se debe encender la cantidad correcta de mezcla de aire/combustible en el momento correcto. El árbol de levas es el encargado de abrir y cerrar las válvulas de admisión y escape del motor. La rapidez con la que se abren y cierran las válvulas depende de la carga y la velocidad del motor. Las válvulas deben estar abiertas durante más tiempo a altas velocidades que a bajas velocidades.

La computadora combina la entrada del sensor de posición de la leva y otros sensores para determinar los tiempos adecuados. Los tiempos varían según la carga y la velocidad del motor, por lo que la computadora de a bordo ajusta los tiempos del motor de vez en cuando. Encender la mezcla de aire/combustible en momentos precisos del ciclo de combustión asegura que el motor funcione de manera suave y eficiente.

Síntomas de malos sensores del árbol de levas

Sensor de posición del árbol de levas



El sensor del árbol de levas es una parte del sistema de sincronización del motor. Si el sensor está defectuoso, afectará la forma en que funciona y se comporta el motor. Los sensores defectuosos harán que el motor falle, retroceda o pierda potencia. Los sensores de leva defectuosos también activarán la luz Check Engine y la computadora configurará el vehículo en modo a prueba de fallas.

Comprobar la luz del motor

El sensor de posición de la leva es uno de los sensores que activan la advertencia Check Engine cuando se estropea. El sensor de posición del árbol de levas funciona junto con otros sensores en el motor. Si uno o más de los sensores está defectuoso (como el sensor de leva), enviará una advertencia en la luz de verificación del motor.

fallos de encendido

La falla de encendido del motor es una señal asociada con sensores de leva defectuosos. Si el sensor está desgastado, es posible que no proporcione a la computadora la posición correcta del árbol de levas. Esto hace que la computadora determine los tiempos en función de la entrada defectuosa del sensor. Luego, la computadora enviará señales de sincronización no optimizadas a los inyectores y bobinas de ignición, haciendo que el motor falle.

petardeos

El petardeo del motor es otra señal de sensores de levas desgastados. Al igual que los fallos de encendido, las sincronizaciones incorrectas hacen que el motor falle. Si la sincronización está desactivada, la mezcla de aire/combustible dejará la cámara de combustión sin quemar. Esta mezcla sin quemar puede entrar en combustión en el sistema de escape debido al calor del múltiple de escape y de los tubos de escape.

Lucha, estancamiento o problemas para arrancar

El motor que lucha o se detiene es otra señal de que el sensor del árbol de levas está dañado. Las entradas defectuosas del sensor harán que la computadora retrase o adelante los tiempos innecesariamente. Los sensores defectuosos también harán que las válvulas se abran demasiado pronto o demasiado tarde. Esto priva al motor de la cantidad correcta de aire necesaria para una combustión eficiente, lo que resulta en una pérdida de potencia del motor.

Problemas de cambio

Los vehículos modernos vienen con una función de seguridad a prueba de fallas llamada 'modo flácido'. La computadora del automóvil activa la función si detecta una falla (como un sensor del árbol de levas defectuoso) en el motor. Cuando el vehículo está en modo de emergencia, no podrá cambiar más allá de la segunda marcha y acelerar su vehículo.

¿Qué causa que los sensores del árbol de levas fallen?

Los sensores de posición del árbol de levas pueden fallar debido al desgaste normal o por daños mecánicos. Los sensores son propensos a sufrir daños causados ​​por la contaminación, la vibración y el calor en el compartimiento del motor.

Contaminación y corrosión

El sensor de posición de la leva generalmente se instala en la culata del motor. Los sellos y empaques rotos pueden causar fugas de aceite y refrigerante en el sensor. Al igual que con cualquier dispositivo electrónico, el aceite, el agua y el óxido pueden acortar los circuitos del sensor.

Vibración

El motor produce mucha vibración mientras está en funcionamiento. Los sensores están diseñados para soportar estas oscilaciones. Sin embargo, demasiada vibración del motor puede aumentar el desgaste del sensor. Esto se ve agravado por vibraciones adicionales generadas cuando el motor se sacude violentamente debido a tiempos defectuosos y mezclas de aire/combustible inadecuadas.

Calor excesivo

El calor excesivo es otra causa de falla del sensor del árbol de levas. El calor en el compartimiento del motor puede hacer que las partes metálicas del sensor se expandan. Esta expansión afectará la capacidad del sensor para enviar la entrada correcta a la computadora.

¿Cuánto cuesta reemplazar el sensor del árbol de levas?

Espere pagar entre $ 100 y $ 250 por un reemplazo del sensor del árbol de levas. Dependiendo del modelo de su vehículo, los sensores cuestan alrededor de $20 a $50. En cuanto al costo de la mano de obra, la tarifa suele oscilar entre $75 y $100.

Recuerda que los concesionarios cobran más que los mecánicos independientes. De cualquier manera, aún tendrá que pagar impuestos y otras tarifas por el servicio.

¿Puedes reemplazar el sensor tú mismo?

Reemplazar el sensor es fácil y puede hacerlo usted mismo. Puede ahorrar alrededor de $ 100 solo en mano de obra al tomar esta ruta. Para cambiar su sensor defectuoso, marque esto video de Scotty Kilmer.

Asegúrese de que el sensor sea compatible con su motor cuando compre un reemplazo. Comprar un sensor idéntico también reduce el riesgo de tener problemas de compatibilidad. El reemplazo del sensor toma alrededor de 30 minutos. Esto incluye la eliminación, la instalación y las pruebas.

¿Cómo reemplazar un sensor de posición de la leva defectuoso?

Si decide cambiar el sensor usted mismo, siga estos sencillos pasos:

  • Estacione su vehículo en una superficie plana y nivelada.
  • Apague el motor.
  • Retire el cable negativo (negro) de la batería de su terminal en la batería.
  • Localice el sensor de posición del árbol de levas alrededor de la culata del motor. Si tiene problemas, consulte su manual.
  • Desconecte el conector del sensor.
  • Retire el sensor de la culata de cilindros. Los sensores suelen estar asegurados con pernos.
  • Instale el nuevo sensor de posición de la leva.
  • Vuelva a instalar el conector del sensor.
  • Vuelva a conectar el cable negro de la batería a su terminal correspondiente.
  • Arranque el motor y verifique si la luz Check Engine está encendida.
  • Si no hay Check Engine advertencia de luz, tome su vehículo para una prueba de manejo.
  • Si el motor funciona bien, ¡felicidades, la sustitución se ha realizado correctamente!

¿Es seguro conducir con un sensor de posición de la leva defectuoso?

La respuesta corta es no. Conducir con un sensor del árbol de levas defectuoso representa un gran riesgo para la seguridad y podría dañar aún más su motor. Perder la potencia del motor mientras se conduce en la autopista es peligroso, especialmente con la cantidad y la velocidad del tráfico. Puede correr el riesgo de ser chocado por detrás por otro vehículo cuando de repente se queda sin energía.

Todavía puede conducir el vehículo, aunque en modo de emergencia, como se mencionó anteriormente. No intente conducir el automóvil más tiempo del necesario. Los sensores del árbol de levas defectuosos pueden causar daños graves al motor si se ignoran. Los sistemas de motor están diseñados para funcionar de manera interdependiente. Si el sensor de posición de la leva está dañado, afectará negativamente el funcionamiento de los sistemas de encendido y suministro de combustible.

Si su vehículo presenta cualquiera de los signos y síntomas de sensores de levas desgastados, lleve inmediatamente su automóvil a reparar o reemplace el sensor usted mismo.

¿Cómo se prueba un mal sensor del árbol de levas?

Si sospecha que el sensor del árbol de levas está dañado, verifique la computadora en busca de códigos de problemas con una herramienta de escaneo OBD2. Si el sensor de la leva está dañado, el escáner generará códigos que apuntan al problema.

Si no tienes un escáner obd2, revise el sensor en busca de daños visibles antes de probar su circuito. Revise el sensor en busca de conexiones sueltas, contaminación, desechos, grietas y otras deformidades. Si no hay daños visibles en el sensor, puede haber algún problema con el circuito del sensor.

Probar los sensores defectuosos del árbol de levas es simple y solo necesita un multímetro. La mayoría de los vehículos modernos utilizan el sensor del árbol de levas de tipo magnético o de efecto Hall. Los sensores se prueban in situ con el encendido encendido y nuevamente con el motor en marcha.

Para probar el sensor de efecto Hall, toque la sonda negra del multímetro con el cable de tierra. Luego conecte la sonda roja al cable de señal del sensor. El voltaje que pasa a través del dispositivo debe estar dentro de los voltajes especificados por el fabricante. Si la lectura de voltaje es más baja que la especificada, o no hay ninguna señal, el sensor está defectuoso.

Para probar los sensores magnéticos, primero toque la sonda negra del multímetro en cualquier punto de tierra (es decir, el bloque del motor, la tapa de la culata, los pernos del motor, etc.). Luego conecte la sonda roja a cualquiera de los cables de señal del sensor. Si la lectura de voltaje no cae dentro de los voltajes especificados, el sensor está dañado.

Conclusión

Un sensor de posición del árbol de levas en funcionamiento mantiene su motor funcionando sin problemas y de manera eficiente. Reemplace los sensores dañados inmediatamente para evitar dañar su motor. Dado que reemplazar el sensor es fácil, la mejor opción es reemplazarlo usted mismo para ahorrar dinero.