Junta homocinética: malos síntomas y costos de reemplazo (2021)

Junta homocinética: malos síntomas y costos de reemplazo (2021)

En este artículo, veremos los signos y síntomas de las juntas homocinéticas desgastadas, cómo fallan y cómo saber si están dañadas. Dado que reemplazar las juntas cuesta mucho dinero, a continuación desglosamos sus opciones para ayudarlo a tomar una decisión informada.

¿Qué son las juntas homocinéticas?

Una junta o eje de velocidad constante (CV) es un tipo de enlace mecánico que conecta los ejes motrices a las ruedas. Las articulaciones se denominan así por su capacidad de transferir movimiento a una velocidad constante, independientemente del ángulo de rotación. Las juntas CV se encuentran comúnmente en vehículos de tracción delantera, pero también se pueden encontrar en vehículos de tracción trasera con suspensión independiente.

El conjunto del eje CV consta de dos juntas: la junta interior y la junta exterior. La junta interior está conectada a la transmisión, mientras que la junta exterior conecta el eje de transmisión a las ruedas. Cada articulación se compone de una jaula, elementos rodantes, una pista interior y una pista exterior o carcasa. Toda la junta está encerrada en una funda de goma flexible que está llena de grasa de bisulfuro de molibdeno.

¿Cual es su propósito?

El propósito principal de la junta de velocidad constante es permitir que el par de la transmisión se transfiera a las ruedas. Dado que las ruedas están en constante movimiento debido a la suspensión y la dirección, se requiere un eje de transmisión flexible capaz de transmitir par en varios ángulos. El eje de velocidad constante se usa ampliamente en esta aplicación porque puede transferir potencia a las ruedas con poca o ninguna pérdida, independientemente del ángulo o la rotación.



¿Cuáles son los signos de malas juntas homocinéticas?

Junta homocinética

Los signos de malas articulaciones se pueden reducir a tres: ruidos inusuales, vibraciones y fugas. Si tiene estos síntomas últimamente, su junta de velocidad constante puede estar desgastada. La detección temprana y la acción preventiva pueden evitar reparaciones costosas en el futuro.

Clics y ruidos metálicos al girar

Generalmente asociado con cojinetes de rueda defectuosos y componentes de suspensión desgastados, un chasquido también es una señal de fallas en las juntas de velocidad constante. Los chasquidos generalmente ocurren al girar, pero también pueden ocurrir durante la aceleración y el crucero. El ruido generalmente es causado por un juego excesivo, componentes rotos o falta de lubricación en las juntas.

Escalofríos o vibraciones inusuales

La vibración y el estremecimiento mientras el vehículo está a gran velocidad es otro signo de ejes CV rotos. Las vibraciones excesivas e inusuales suelen estar relacionadas con llantas deformadas, componentes de suspensión desgastados y cojinetes defectuosos. En el caso de juntas de velocidad constante desgastadas, la vibración y el estremecimiento son causados ​​por elementos de rodillos desintegrados, jaulas rotas, anillos de rodadura dañados o ángulos excesivos de juntas homocinéticas.

Fugas

Las fugas son otro signo de juntas desgastadas y solo se pueden encontrar mediante una inspección visual. La junta está llena de grasa que mantiene los cojinetes lubricados y frescos mientras están en funcionamiento. Las grietas y rasgaduras en la funda flexible harán que la grasa se derrame y manche la superficie de la funda protectora, las llantas y los componentes vecinos de la suspensión y la dirección.

¿Qué causa que las juntas homocinéticas fallen?

Los ejes CV están hechos de materiales duraderos y pueden soportar muchos castigos. Están diseñados como tales para poder manejar la tremenda cantidad de fuerzas que se transmiten a las ruedas y las intensas vibraciones a las que están constantemente sujetas. Sin embargo, las juntas eventualmente se desgastarán debido al uso y desgaste normal, vibraciones, impactos, fatiga y otras fuerzas extrañas.

Botas perforadas, pellizcadas, agrietadas o rotas

Las fundas flexibles perforadas, pellizcadas o desgarradas son las causas más comunes de fallas del eje CV. Las botas protectoras flexibles normalmente están hechas de caucho de neopreno, silicona o termoplástico para permitir un rango de movimiento. De todas las partes de la junta homocinética, la bota es la más susceptible a daños debido a su construcción y ubicación debajo del vehículo.

Las botas del eje CV tienen un diseño enrevesado similar al de los fuelles. El uso y el desgaste normales pueden causar que se formen grietas en la bota, lo que eventualmente provocará desgarros más grandes. Además, la ubicación del maletero debajo del vehículo los hace vulnerables a daños por rocas afiladas o cualquier otro desecho del camino.

El agua, los escombros y otros contaminantes pueden entrar en el conjunto si se rompe la funda protectora. Cualquier forma de contaminación reducirá la capacidad de la grasa para lubricar y enfriar los rodamientos de manera eficiente. Además, la suciedad y los desechos pueden dañar y corroer los elementos rodantes y las pistas dentro del conjunto de la junta homocinética.

Vibraciones excesivas

Debido a su proximidad a las ruedas, las juntas de velocidad constante están sujetas a intensas vibraciones. Las juntas de velocidad constante son parte del peso no suspendido del vehículo. Es decir, no pueden aprovechar los efectos amortiguadores del sistema de suspensión. Si bien las juntas están diseñadas para manejar estas oscilaciones, demasiada vibración puede acelerar el desgaste e incluso dañar las juntas.

Fuerzas de impacto

A diferencia de las vibraciones regulares de la carretera, las fuerzas de impacto son más significativas en intensidad y pueden causar daños severos a los componentes de la junta. Conducir sobre baches a gran velocidad y los accidentes son excelentes ejemplos. Las juntas de velocidad constante no están diseñadas para manejar este tipo de abuso y se rompen por el impacto repetido.

¿Cómo saber si mis juntas homocinéticas están mal?

Si su vehículo muestra signos y síntomas de ejes homocinéticos desgastados, no significa automáticamente que las juntas estén desgastadas o dañadas. Los ruidos inusuales también pueden ser causados ​​por otros problemas, como cojinetes dañados, llantas desgastadas o componentes de suspensión defectuosos. Es necesaria una inspección visual para confirmar la causa raíz del problema.

Para inspeccionar las juntas, siga estos pasos:

  • Estacione su vehículo en una superficie plana.
  • Levante el vehículo y asegúrelo con soportes de gato.
  • Inspeccione el sello de la bota de cada junta en busca de grietas, rasgaduras, pellizcos y otras formas de daño.
  • Compruebe si hay fugas en cada junta. Las fugas pueden provenir de abrazaderas sueltas o botas rotas.
  • Compruebe si hay juego entre el semieje y las juntas. No debe haber juego notable entre los componentes.
  • Si la bota está dañada o si hay un juego excesivo en la articulación, lleve su vehículo al mecánico para que lo repare.

¿Cómo se reparan los ejes CV?

Las juntas homocinéticas se pueden reparar según el daño y el estado de la junta. Si la funda flexible está dañada y pierde grasa, se puede volver a empaquetar la junta con grasa nueva y colocar una funda nueva. Esto es mucho más barato que reemplazar todo el conjunto. Si el daño está en el conjunto de cojinetes o en los ejes, se debe reemplazar toda la unidad.

¿Cuánto cuesta cambiar las juntas?

El costo de reemplazar las juntas homocinéticas generalmente depende de la marca y el modelo de su vehículo. Hay varios tipos de juntas de velocidad constante, y sus precios también difieren. Si su automóvil es viejo, las juntas de repuesto pueden ser difíciles de encontrar y, por lo general, son más caras que las juntas modernas.

Reemplazar los ejes de velocidad constante generalmente cuesta alrededor de $800. Esto incluye el costo de las piezas, la mano de obra y otros cargos. El lugar al que llevará el vehículo para su reparación también es importante. Espere pagar más de $ 1,000 en un concesionario y alrededor de $ 700 por un mecánico independiente. Sería prudente pedir presupuestos para ver qué servicio se ajusta a su presupuesto.

El precio de un conjunto de junta de velocidad constante oscila entre $125 y $400. En algunos casos, es posible que deba reemplazar ambas juntas, duplicando el costo de las piezas. Si una articulación está dañada, la otra articulación no podría quedarse atrás. Sin embargo, si el daño es solo en la bota y los rodamientos están en buenas condiciones, la mejor opción es volver a empaquetar la junta.

El reemplazo articular es un procedimiento laborioso que requiere horas de trabajo. Es comprensible que los costos de mano de obra constituyan la mayor parte de la tarifa de reemplazo. Las tarifas laborales varían de un lugar a otro, pero en promedio, la tarifa promedio por hora es de $100. Cada junta se puede reemplazar en dos o tres horas, así que espere pagar alrededor de $ 300 por la mano de obra.

Alternativamente, puede reemplazar las juntas defectuosas usted mismo. Si bien es un desafío, puede ahorrar mucho dinero solo con la mano de obra. Sin embargo, antes de optar por el bricolaje, debe asegurarse de tener las juntas correctas para su vehículo y aprender de antemano cómo realizar el cambio. Mira esto útil video de Scotty Kilmer.

¿Puedo conducir con malas juntas homocinéticas?

No. Conducir con ejes homocinéticos desgastados presenta un grave problema de seguridad. Si va a conducir el vehículo, sólo debe hacerlo si lo lleva a reparar. Las articulaciones dañadas pueden ceder en cualquier momento y puede correr el riesgo de perder el control de su vehículo. Si aparece alguno de los síntomas discutidos anteriormente, se debe llevar el vehículo inmediatamente al mecánico para que lo reparen y así evitar daños mayores en las articulaciones.

Conclusión

La junta de velocidad constante es un componente crucial que transmite la potencia del motor a las ruedas. Si la articulación falla y se descuidan sus síntomas, hará que el vehículo no se pueda conducir y dañará gravemente las articulaciones. Los controles periódicos, especialmente del estado de las botas, son fundamentales para prevenir fallos en las articulaciones. Reemplazar juntas rotas es costoso y requiere mucho tiempo, pero también puede hacerlo usted mismo, siempre que tenga las herramientas y los conocimientos adecuados.