Luz de advertencia del control electrónico del acelerador (7 causas)

Luz de advertencia del control electrónico del acelerador (7 causas)

luz de advertencia del control electrónico del acelerador

Cuando las luces se encienden en su tablero y no sabe lo que significan, puede ser extremadamente desconcertante. Pero incluso cuando descubras lo que significa, si no entiendes por qué se enciende y cómo detenerlo, puede parecer una bomba de relojería.

Pero, ¿qué es exactamente el control del acelerador y qué significa cuando la luz del control del acelerador parpadea? No te preocupes; ¡Desglosaremos todo lo que necesita saber sobre el parpadeo de la luz de advertencia del control electrónico del acelerador para apagar esa luz y volver a la carretera en poco tiempo!

Funcionamiento normal de la luz de control del acelerador

Si está tratando de averiguar si hay un problema, necesita saber cómo funciona el sistema cuando todo es normal.



Cuando enciende su vehículo, todas las luces en su tablero deben encenderse y luego apagarse después de unos segundos. Si alguna de las luces parpadea, está bien, siempre y cuando se apague después de unos segundos. En este punto, su vehículo está ejecutando una verificación del sistema y todo es perfectamente normal.

No todos los automóviles tienen una luz de control del acelerador, aunque casi todos los automóviles fabricados en los últimos 30 años tienen un control electrónico del acelerador. Esto se debe a que muchos fabricantes incorporan esta función en la luz de control del motor normal.

Sin embargo, si su vehículo tiene una luz de control de aceleración electrónica dedicada, generalmente se ve como un rayo con una línea curva en cada lado.

Mientras la luz se vuelva a apagar, significa que todo funciona como debería. Sin embargo, si la luz no se apaga o continúa parpadeando sin apagarse, significa que tiene un problema. Deberá solucionar el problema y restablecer el sistema antes de que se apague la luz.

¿Qué es un control electrónico del acelerador?

Mientras que los automóviles fabricados hace más de 30 años a menudo tenían enlaces que conectaban directamente el pedal del acelerador con el cuerpo del acelerador, los automóviles modernos logran esta misma hazaña con sensores. Estos sensores electrónicos y módulos de control forman el control electrónico del acelerador.

Este sistema trabaja directamente con la ECU para determinar una amplia gama de factores. Desde el suministro de combustible hasta la sincronización del motor, el control electrónico del acelerador tiene un papel que desempeñar en todo ello. Por eso es tan importante arreglar el control electrónico del acelerador tan pronto como ocurra un mal funcionamiento.

Causas comunes de un control electrónico del acelerador defectuoso

Varios problemas conducirán a un control electrónico del acelerador defectuoso. La forma más fácil de determinar qué parte es el problema es leer el código de problema de diagnóstico. Los lectores de código típicos podrán decirle por qué apareció el código. Las tiendas de repuestos como AutoZone leerán este código de forma gratuita y le indicarán lo que debe verificar.

Sensor de control del acelerador defectuoso

Los vehículos modernos están cargados de sensores en cada giro y giro. Si bien esto permite todo tipo de funciones interesantes, la compensación es que tan pronto como un sensor falla, todo el sistema puede dejar de funcionar. Ese es el caso del sensor de control del acelerador, también conocido como sensor de posición del cuerpo del acelerador.

Este sensor le dice a la ECU la posición actual del cuerpo del acelerador, por lo que la ECU conoce las proporciones perfectas de combustible y sincronización para ajustar todo lo demás también. Con un sensor de posición del acelerador defectuoso, la ECU no sabe cómo cronometrar todo, y el resultado será un código de motor.

Módulo o sensor de posición del pedal del acelerador defectuoso

Además del sensor de posición del acelerador, el control electrónico del acelerador consta de un sensor de posición del pedal del acelerador y un módulo del pedal del acelerador. El sensor de posición del pedal de aceleración envía la posición actual del pedal del acelerador al módulo de control.

El módulo usa esta información para comunicarse con el sensor de posición del acelerador para establecer la posición correcta del acelerador. Si alguno de estos componentes se desgasta y se rompe, terminará con un código de problema y el sistema no funcionará como debería.

Cuerpo del acelerador atascado

Todos los componentes electrónicos pueden funcionar de forma independiente como deberían, pero si el cuerpo del acelerador está atascado o dañado, el sistema en su conjunto no funcionará correctamente.

Una inspección visual y mecánica lo ayudará a determinar si el cuerpo del acelerador está funcionando como debería. Intente abrir y cerrar el cuerpo del acelerador y asegúrese de verificar si hay obstrucciones visuales. El cuerpo del acelerador debe abrirse con el mínimo esfuerzo y debe cerrarse automáticamente tan pronto como lo suelte.

Síntomas de un control electrónico del acelerador defectuoso

Si bien el síntoma más visible de un control electrónico del acelerador defectuoso es una luz de control del motor o una luz del control electrónico del acelerador, también surgirán algunos problemas de rendimiento. Es debido a estas preocupaciones de rendimiento que no puede simplemente ignorar la luz y esperar lo mejor.

Economía de combustible reducida

El cuerpo del acelerador controla la cantidad de aire enviado a la cámara de combustión en el motor. A partir de ahí, la ECU optimiza la sincronización y la entrada de combustible para lograr la máxima eficiencia. Si el cuerpo del acelerador electrónico no funciona correctamente, la ECU vuelve a las entradas genéricas tanto para la sincronización como para el combustible.

Esto mantendrá su motor funcionando, pero a menudo terminará usando demasiado combustible ya que la ECU no puede optimizarlo para sus condiciones de conducción actuales. Es mejor que nada, pero no es genial.

Aceleración reducida

Su control electrónico del acelerador le dice a su cuerpo del acelerador cuánto abrir cuando presiona el pedal del acelerador hacia abajo. Pero si los controles no funcionan, no podrá acelerar como debería cuando presione el pedal.

El sistema rara vez fallará por completo de inmediato, por lo que aún podrá conducir un poco, pero cuanto más espere, peores serán los problemas. Una aceleración levemente reducida hoy podría convertirse en una falla total para acelerar cuando lo necesite mañana.

Motor en ralentí alto/parado/chisporroteo

A veces, los controles electrónicos defectuosos del acelerador darán lugar a un cuerpo del acelerador que nunca se cierra a un ralentí normal. En cambio, es posible que solo se cierre parcialmente, lo que lleva a un ralentí excesivamente alto.

Por el contrario, el acelerador puede cerrarse demasiado, ya sea al ralentí o al conducir. Si esto sucede, su motor podría detenerse ya que no está recibiendo el aire necesario para funcionar correctamente.

Si no se está muriendo por completo, podría chisporrotear mientras lucha por seguir funcionando. Tu motor necesita aire, así que si el acelerador se cierra demasiado, lo notarás.

Control irregular del acelerador

Su control electrónico del acelerador se encarga de su control del acelerador. Por lo tanto, tiene sentido si su control del acelerador está defectuoso, entonces tendrá problemas con el control del acelerador. Hace más que solo tener sentido; es precisamente lo que sucede.

A veces puede tener una aceleración excesiva y otras veces puede que no acelere en absoluto. Será imposible predecir la aceleración con un control electrónico del acelerador defectuoso, lo que generará problemas importantes mientras conduce.

¿Se puede conducir con un control electrónico del acelerador defectuoso?

La respuesta breve a esta pregunta es que absolutamente puede conducir con un sistema de control electrónico del acelerador defectuoso, pero no debe hacerlo. Esto se debe a que, si bien puede salirse con la suya conduciendo con un control de aceleración defectuoso por un tiempo, hacerlo durante un período prolongado terminará causando daños a su motor.

Las proporciones de combustible inadecuadas que la ECU termina mezclando en la cámara de combustión son difíciles tanto para la economía de combustible como para el motor. La fuerza excesiva puede causar daños, dejándolo con una costosa factura de reparación.

Además, la aceleración inconsistente puede convertirse en un peligro significativo para la seguridad. Ya sea que esté tratando de avanzar lentamente y termine acelerando salvajemente, o si necesita darle un puñetazo para ingresar a la autopista y no puede obtener el impulso que necesita, un control electrónico del acelerador defectuoso puede tener graves consecuencias.

Finalmente, los controles electrónicos del acelerador rara vez fallan todos a la vez. Cuando note la luz por primera vez, es probable que aún funcione hasta cierto punto. Pero cuanto más postergue las reparaciones, más graves se volverán los síntomas y más peligroso será conducir su vehículo.

Resumen

Si bien no es el componente más sexy de su vehículo, es uno de los más importantes. Los controles electrónicos del acelerador han permitido a los fabricantes reorganizar los diseños del motor y eliminar los enlaces mecánicos que eran propensos a romperse.

Pero si bien los controles electrónicos del acelerador son un paso en la dirección correcta, no son perfectos. Debido a que los sistemas de control electrónico del acelerador tienen un impacto tan amplio, debe tomarse el tiempo para solucionar y reparar el sistema de manera adecuada tan pronto como algo salga mal.

La buena noticia es que la mayor parte del tiempo se trata simplemente de un sensor defectuoso, y puede repararse rápida y fácilmente. De cualquier manera, lea el código y desarrolle un plan de acción para que su vehículo vuelva a la carretera.