El motor eléctrico Renault de nuevo diseño

El motor eléctrico Renault de nuevo diseño

Con este motor eléctrico completamente nuevo, Renault reafirma su estrategia de vehículos eléctricos y su deseo de desarrollar un nivel integral de experiencia en este campo.

El objetivo era ante todo trabajar en la integración de componentes para un motor más compacto. Los volúmenes se han reducido en un 10 por ciento para el mismo nivel de rendimiento , lo que abre nuevas oportunidades para usarlo en vehículos más pequeños. Los sistemas electrónicos de gestión y carga se han perfeccionado para optimizar el tiempo de carga con bajo consumo de energía y electricidad mientras se está en movimiento.

¿Cómo funciona el nuevo motor eléctrico?

  • Diseñado por los ingenieros de motores de Renault en Francia,
  • Fabricado en Francia en la planta Cléon de Renault, que se especializa en motores avanzados,
  • Innovador en su diseño y arquitectura: este motor fue sometido a 95 pruebas específicas, aprovechando la experiencia adquirida en vehículos eléctricos por parte de Renault.

Esto es un motor eléctrico síncrono con rotor bobinado que desarrolla 65 kW y un par máximo de 220 Nm , completo con un cargador Chameleon integrado.

Integración, miniaturización y simplificación son los tres objetivos que guiaron a los diseñadores de este motor:



  • Integración: cambiar del apilamiento de macromódulos a módulos totalmente integrados
  • Miniaturización: el diseño de módulos más pequeños, ensamblados estrechamente (minimización del espacio entre los módulos, eliminando los cables de alimentación externos)

'Tres en uno': la caja de conexiones, la electrónica de potencia y el cargador Chameleon están contenidos en un solo sistema titulado Power Electronic Controller, que permite una reducción del 25 por ciento en el tamaño de este grupo de funciones.

  • Simplificación: cambio a refrigeración por aire para el motor eléctrico (eliminación de conductos entre módulos). Únicamente el Controlador Electrónico de Potencia continúa siendo enfriado por agua, adaptándose a sus necesidades específicas.

Refinamiento del sistema de carga a baja potencia

Los diseñadores han mejorado la gestión electrónica del proceso de carga para reducir los tiempos de carga utilizando infraestructuras de bajo consumo (cable flexi-cargador para redes domésticas, puntos de recarga eléctrica de 3kW y 11kW).

Eficiencia mejorada: gracias al rediseño integral del sistema inversor, los diseñadores han podido mejorar la eficiencia, reduciendo así el consumo de energía eléctrica.